Proteger a la población civil en los conflictos armados
< Volver a Noticias

Siria: las fuerzas armadas curdas desmovilizan a 149 niños soldados

7 julio 2014 | Siria - Protección de los niños y niñas

Tras varios meses de negociaciones con el Llamamiento de Ginebra, las Unidades de Protección Popular (YPG), las Unidades de Protección de la Mujer (YPJ) y el «Gobierno autónomo y democrático de Rojava» retiraron a 149 niños de sus líneas y firmaron la Escritura de Compromiso del Llamamiento de Ginebra que protege a los niños y niñas en los conflictos armados. El acuerdo se celebró el 5 de julio durante una ceremonia oficial en Ramala, la región curda de Siria.

La firma de este acuerdo formalizó de manera pública la política de prevenir que los niños menores de 18 años participen en las hostilidades y de protegerlos de los efectos del conflicto. Las YPG e YPJ, junto con el «Gobierno autónomo y democrático de Rojava», identificaron a los integrantes menores de edad y empezaron a desmovilizarlos. Asimismo sacaron del servicio activo a 149 niños, quienes ya no portan armas de fuego, se fueron de las bases militares y reciben clases educativas.

Los signatarios activaron el derecho a una reserva de acuerdo con la Escritura de Compromiso donde se establece que se creará una nueva «categoría no combatiente» y que solo a los niños de entre los 16 y 18 años se les permitirá unirse a estar categoría. «Nos comprometemos a no utilizar a los niños menores de 18 años en las hostilidades, incluidos los combates, las tareas de espionaje o de vigilancia, así como la entrega de provisiones a los combatientes. Tampoco admitiremos a ningún menor de 18 años en nuestras filas», afirmó Abdulkerim Sarukhan, presidente del Comité de Defensa del «Gobierno autónomo y democrático».

El Llamamiento de Ginebra quiere elogiar a los signatarios por su compromiso: «La guerra en Siria tiene consecuencias terribles en todos los niños. Muchas veces no les queda otra alternativa que la de unirse a las fuerzas armadas. El compromiso que hoy asumimos es difícil, por lo que necesitamos el respaldo de la comunidad internacional. Por otro lado, nos da la esperanza de que otros involucrados en el conflicto en Siria adoptarán medidas para proteger a los niños», comenta Elisabeth Decrey Warner, presidenta del Llamamiento de Ginebra.

El Llamamiento de Ginebra ayudará a los signatarios a difundir las obligaciones de la Escritura entre todos los combatientes y oficiales, a implementar mecanismos de control y a aplicar sanciones en el caso de violaciones.

El Llamamiento de Ginebra insta a las organizaciones internacionales y locales a apoyar a los signatarios en la implementación de la Escritura de Compromiso, a brindar asistencia a los niños desmovilizados y a crear alternativas que respondan a las necesidades de los niños que son víctimas de la guerra y de otras formas de violencia.

Las YPG e YPJ son las fuerzas militares dominantes en las regiones curdas desde el repliegue de la mayoría de las fuerzas gubernamentales en 2012. Además han estado luchando, principalmente, contra los grupos armados islamistas, en especial, contra el Estado islámico y el Frente Al-Nusra. El «Gobierno autónomo y democrático de Rojava» se conformó en enero de 2014 y es la autoridad gobernante de facto en las regiones curdas.