Proteger a la población civil en los conflictos armados

Níger

< Volver a la lista de países

Niger1

El Movimiento de Nigerinos para la Justicia (MNJ), un grupo compuesto mayoritariamente por integrantes de la etnia tuareg, inició una insurgencia armada contra el Gobierno en 2007, exigiendo mayor autonomía y un reparto más justo de la riqueza para las regiones del norte del país.

El MNJ, junto con dos facciones disidentes, alcanzó un acuerdo de cesación del fuego con el Gobierno en 2009 con la mediación de Libia.

Las dos partes en conflicto utilizaron minas antivehículos, que provocaron importantes daños entre la población civil: la mitad de las más de 300 víctimas de las minas eran civiles y, como consecuencia del uso de estas armas, la población civil vio limitada su libertad de circulación y sus actividades de subsistencia. Aunque no se confirmó el uso de minas antipersonal, el ejército nigerino recogió miles de minas de este tipo en el marco de los programas de desarme que se desarrollaron tanto durante el conflicto como con posterioridad a este. También se informó de presuntas violaciones del derecho internacional humanitario durante el conflicto, que incluyeron ejecuciones extrajudiciales.

Actividades

Desde 2007 y hasta 2009, cuando se alcanzó el acuerdo de cesación del fuego, el Llamamiento de Ginebra trabajó con el MNJ –y son sus facciones disidentes– para que se comprometiera a cumplir la prohibición relativa a las minas antipersonal. Preocupada por los efectos desproporcionados derivados del uso de las minas antivehículos, sobre todo entre la población civil, la organización promovió asimismo el cumplimiento de las normas internacionales que regulan el uso de dichas armas.

El norte del país seguía afectado por minas antivehículos tras la finalización del conflicto armado, por lo que el Llamamiento de Ginebra centró su atención en facilitar la cooperación en el desminado entre el Gobierno y los ex rebeldes en el período posterior al conflicto.

 

Prohibición de las minas antipersonal

Aunque el MNJ contaba con una política interna que regulaba el uso de las minas terrestres, sus dirigentes desconocían las normas internacionales en la materia. A través de la celebración de reuniones y encuentros informativos regulares, El Llamamiento de Ginebra trabajó para mejorar la práctica del MNJ. Esto incluía la obligación de llevar un registro de la ubicación de las minas antivehículos, de conocer las reglas de proporcionalidad y de tomar precauciones para evitar provocar bajas entre la población civil.

El Llamamiento de Ginebra también involucró a los medios de comunicación locales en la difusión de las normas internacionales relativas a las minas antipersonal y antivehículos, con objeto de crear conciencia entre la población civil de los riesgos existentes en las zonas de actuación del MNJ.

La organización reunión a las autoridades del Gobierno, a los ex mandos de las fuerzas rebeldes y a los organismos internacionales que trabajan en el ámbito de la lucha contra las minas en un taller que tuvo lugar en Agadez en octubre de 2011. Los debates se centraron en el modo de mejorar el intercambio de información sobre las áreas minadas y la cooperación en el desminado. Fue la primera vez que las dos partes se reunían para abordar estos temas. Las recomendaciones esenciales del taller se aplicaron en 2012. Cabe destacar que entre ellas figuraba la impartición de capacitación y la integración de los ex combatientes del MNJ (que habían colocado las minas durante el conflicto) en los equipos de desminado del Gobierno para trabajar en colaboración con los ingenieros militares que habían servido en las fuerzas armadas de Níger durante el mismo período. Un total de 50 ex combatientes fueron reclutados como oficiales de enlace comunitarios para contribuir a la identificación de las zonas peligrosas, mientras otros 15 participaron en las operaciones de remoción de minas. Desde el comienzo de las operaciones de remoción se han desminado más de 800 kilómetros de carreteras.

Principales logros

  • El Llamamiento de Ginebra dio a conocer y sensibilizó al MNJ y a sus facciones disidentes sobre la prohibición de las minas antipersonal para que no utilizaran este tipo de minas durante el conflicto que tuvo lugar entre 2007 y 2009. Asimismo, los actores armados no estatales (AANEs) adoptaron medidas para mitigar los efectos potenciales del uso de las minas antivehículos entre la población civil.
  • El trabajo del Llamamiento de Ginebra ha sido crucial para intensificar la cooperación entre el Gobierno y los ex rebeldes –que también han participado en las actividades de remoción de minas– y garantizar la retirada de todas las minas en el norte de Níger.

 

En Níger, el Llamamiento de Ginebra trabaja o ha trabajado con los actores armados no estatales siguientes:

Organización Activo Áreas temáticas
Prohibición de las minas antipersonal Protección de los niños y niñas Cuestiones de género Normas humanitarias
Mouvement des Nigériens pour la Justice (MNJ) No
Haga clic en las casillas correspondientes para mostrar las Escrituras de Compromiso firmadas
 

El Llamamiento de Ginebra está involucrando al ANEE en esta temática

 

El Llamamiento de Ginebra involucró al ANEE en esta temática

 

El AANE firmó la Escritura de Compromiso en esta temática

 

Related news

 
 

Theirwords.org

  • Theirwords.org es un directorio de los compromisos de los actores armados no estatales. Ver los documentos relacionados con este país on theirwords.org.
 
 

Fotos y vídeos relacionados

 
 

Conecte con nosotros

  • Twitter : @genevacall
  • Facebook : Appel.de.Geneve
  • LinkedIn
  • Youtube : GenevaCall2
  • Flickr : GenevaCall
  • Medium : GenevaCall